Select Page

El sector de exploración de petróleo y gas es una industria bastante peligrosa que contempla muchos desafíos y riesgos. Los investigadores han ideado nuevos hallazgos que apuntan a mejorar la seguridad en la industria, a la vez que facilitan a los ingenieros de exploración de petróleo y gas localizar y extraer los elementos valiosos. A continuación se presenta una descripción general de las diversas tecnologías que se han utilizado en la industria del petróleo y el gas y de cuánto aportan al éxito del sector en general.

Extracción autónoma en alta mar

La exploración de petróleo y gas en alta mar es bastante riesgosa, sobre todo por la cantidad de desafíos y accidentes que se han presentado en el pasado. Por tal motivo, se han diseñado robots marinos autónomos para explorar, extraer y examinar elementos durante la extracción en alta mar. Los robots facultados para controlar todo el proceso de perforación de petróleo y gas reducen sustancialmente el riesgo humano. Las máquinas autónomas también reducen sustancialmente el costo asociado con la garantía de éxito en todo el proceso, al tiempo que minimizan las probabilidades del error humano, asociado en el pasado con los peores accidentes en el campo de la extracción de petróleo y gas.

Aplicaciones y tecnologías aplicables

En ocasiones, los encargados de la extracción de petróleo y gas deben trabajar en condiciones extremas, completamente aislados del resto de la civilización. Llevar a cabo perforaciones en zonas de extracción con condiciones adversas, como desiertos y océanos, resulta bastante riesgoso. Por tal motivo, se han desarrollado tecnologías aplicables, capaces de registrar parámetros esenciales como emisiones de gases tóxicos y temperaturas anormales en el sitio de la extracción, así como las condiciones fisiológicas vitales de los encargados de llevar a cabo la extracción, como la temperatura corporal y la presión arterial. Estas tecnologías aplicables reducen sustancialmente los riesgos a los cuales están expuestos los encargados de la exploración. Los dispositivos se interconectan a través del Internet de las cosas y transmiten datos de forma remota a una estación de vigilancia, en la cual permanecen alerta los expertos en rescate.

Tecnología en la nube

Las aplicaciones de la tecnología en la nube en el campo de la extracción de petróleo y gas son muy diversas. En primer lugar, los ingenieros recopilan datos en tiempo real que se transmiten a un medio de almacenamiento en la nube, desde donde los ingenieros de campo pueden realizar una inspección de forma remota y ofrecer el asesoramiento técnico necesario. La tecnología integrada en la nube facilita la digitalización de todo el campo de la extracción, ya que los datos pueden optimizarse para diseñar procedimientos de seguridad sobre cómo maniobrar en terrenos riesgosos para la extracción.